Naan de Espelta y Cilantro
 

INGREDIENTES para 4 pers.

300 gr de harina de espelta.
130 ml de agua tibia.
2 cucharadas de aceite de oliva.
pizca de sal.
½ sobre de levadura seca en polvo.
4 cucharadas de cilantro fresco picado.
1 guindilla verde picada.
4 tomates secos.


ELABORACIÓN

Remojamos los tomates secos con agua hirviendo y reservamos mientras elaboramos el resto.

En un bol mezclamos la harina con la sal. Añadimos el aceite y amasamos los ingredientes con los dedos. Poco a poco vamos incorporando el agua sin dejar de mezclar. Cuando la masa ligue, sin estar dura ni pegajosa. Añadimos la guindilla verde y el cilantro fresco picado, lo trabajamos de nuevo hasta mezclar todo bien, y la dejamos reposar unos 60 min. tapada con papel film.

Picamos los tomates secos a dados pequeños, y calentamos a fuego medio-fuerte una parrilla de hierro colado, una sartén grande de base gruesa o el horno a unos 180ºC.

Dividiremos la masa formando bolas del tamaño de un huevo aproximadamente, salen unas 10, las aplanamos con la mano hasta conseguir una pequeña torta de cerca de medio centímetro de grosor. Le añadimos unos trozos del tomate seco en la parte superior y presionamos ligeramente para que no se despeguen.

Pondremos un naan recién extendido en la parrilla, lo cocemos 2/3 minutos más o menos, esperando a que aparezcan burbujas. Durante este tiempo es conveniente tener la sartén tapada con una tapa. En el caso de hacerlos al horno, esperar a que hinchen y se doren por igual.

 

Naan de Espelta y Cilantro

Sobre El Autor

En el año 2004 tras dar un gran giro mi despensa experimenté notables cambios a nivel físico y psíquico y pude tomar consciencia de la relación directa entre alimentación y enfermedad. Descubrí en la macrobiótica una preciosa manera de entender la salud y la vida que me dejó fascinada y me ha permitido vivir todo este tiempo entusiasmada entre fogones, procurando mantener mi equilibrio y el de los míos muy lejos de la medicina alopática. Apasionada por igual de los viajes y amante de las gastronomías del mundo gustaba de aunar mis pasiones y a la vez buscar la proximidad entre culturas y cocinas, mostrando ese nexo de unión que hallé en las raíces de la alimentación, y que se da justo en nuestra reconexión con la tierra y sus ciclos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.