INGREDIENTES para 2 pers.

30 gr de soja texturizada fina.
2 dientes de ajo laminados.
1 cebolla pequeña picada fina.
1 zanahoria mediana picada fina.
2 calabacines.
1 cucharada pequeña de semillas de mostaza.
eneldo fresco picado.
tamari al gusto.
1 cucharada sopera colmada de levadura de cerveza desamargada.
½ sobre de caldo dashi vegetal (opcional).
pimienta recién molida.
1 cucharada sopera de aceite de oliva de calidad.
1 cucharada pequeña de mostaza de Dijon.


ELABORACIÓN

En primer lugar colocamos en un bol la soja texturizada y la cubrimos con agua hirviendo. Lo dejamos hidratar durante unos 15/20 minutos, mientras preparamos el resto de ingredientes.

Partimos los calabacines por la mitad, y con la ayuda de un descorazonador de manzanas (o un cuchillo pequeño) vaciamos todo el interior, dejando un grosor máximo aproximado de unos 5 milímetros de pulpa junto a la piel. Reservamos todo el interior para utilizarlo después.

Acto seguido, laminamos los dientes de ajo, picamos finamente la cebolla, la zanahoria y el interior de los calabacines que habíamos reservado antes.

Si vemos que la soja texturizada ya está hidratada, la escurrimos bien y en el mismo bol preparamos un pequeño aliño en el la dejaremos reposar unos minutos. Para ello, vertemos sobre ella una cucharada sopera colmada de levadura de cerveza desamargada, medio sobre de caldo dashi vegetal, u otro caldo de verduras concentrado de calidad o polvo de setas deshidratadas. Añadimos también una pizca de pimienta recién molida, una cucharada sopera de aceite de oliva, una cucharada sopera de tamari y una cucharada pequeña de mostaza de Dijon. Mezclamos todo ello muy bien procurando que todos los trozos de soja texturizada queden bien impregnados de esta mezcla.

En una sartén grande a temperatura media, salteamos el ajo laminado junto con unas gotitas de aceite de oliva. Seguidamente añadimos la cucharada pequeña de semillas de mostaza. Cuando el ajo empiece a dorarse añadimos la cebolla bien picada, y tras un par de minutos añadiremos también la zanahoria. Rehogamos bien la verdura y añadimos en último lugar la pulpa de calabacín. Dejamos pochar todo bien durante unos minutos más y le añadimos un chorrito de tamari y el eneldo fresco picado.

Precalentamos el horno a 200º.

Cuando toda la verdura esté bien salteada hacemos un hueco en el centro de la sartén, añadimos una gotita más de aceite, y sobre él salteamos un poco la soja texturizada antes de finalmente mezclar todos los ingredientes y darles el último golpe de calor en conjunto. Comprobamos el punto de sal, y en caso de ser necesario, rectificamos con un poco más de tamari.

Sobre una bandeja de horno esparcimos un chorrito de aceite y sobre ella colocamos los calabacines en vertical, y procedemos a rellenarlos con toda la verdura y la soja texturizada. Para ello con la ayuda de una cuchara vamos introduciendo el salteado por la apertura superior, y apretándola un poco con el dedo para que el relleno quede bien compacto y sin huecos. Una vez hemos rellenado las 4 piezas de calabacín, espolvoreamos sobre ellos un pellizco abundante de levadura de cerveza desamargada, un chorrito de aceite y un chorrito de tamari.

Finalmente introducimos la bandeja al horno, durante unos 10 o 15 minutos a 180º.

 

Sobre El Autor

Iniciado en la macrobiótica, la alimentación consciente y la cocina recientemente. Me reconozco sorprendido por los beneficios que ella aporta, y por que me ha permitido descubrir un mundo nuevo de sabores e ingredientes, donde se contempla por igual salud y paladar. Glotón a jornada completa desde hace 29 años, apasionado de los viajes y por supuesto de degustar la comida local allá donde el camino nos lleve. Chiflado por el picante y rendido a los pies de la cocina asiática. Espero que nuestro enfoque de la cocina os resulte interesante, y que nuestras recetas apetitosas. Os animamos a que las probéis.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.